Verónica García Fuentes, de 36 años, también falleció por esta enfermedad.

La historia de la venezolana Verónica García Fuentes se ha viralizado a nivel mundial tras ser revelada por el portal venezolano La Nación. 

Ella se contagió y falleció por el COVID-19, pero por ocultar que tenía la enfermedad también infectó a su esposo, su hija mayor, y sus dos gemelos de 4 años.

Verónica se enteró de que padecía la enfermedad el 20 de diciembre, pero no avisó a su familia hasta una semana después cuando le adijoa su esposo, quien había ido a una reunión familiar. Así lo detalla el medio digital.

Tras eso, la familia se hizo exámenes que salieron negativos, pero igual se aíslan en su casa. Días después García se complicó y tuvo que ser hospitalizada, para el 14 de enero de este año ya no podía respirar por sí sola y cuatro días después murió. Su esposo no se enteró ya que el 16 también había ingresado a un hospital por su mal estado de salud y se verificó que tenía los pulmones negros, según los doctores por una atención tardía.

El hombre, llamado José Antonio Gómez, murió el 19 de enero, la hija mayor de ambos, de nombre Nicol y con 17 años, falleció yendo a un hospital en el carro de su abuelo. Mientras que los dos menores, Jhoneider Stiven y Jhoneiker Emmanuel murieron el 27 de enero. 

Esta historia ha impactado el mundo ya que en solo 42 días murió toda una familia por no tratar este virus de forma adecuada.