Desde ayer 1 de agosto de 2021, entró en vigencia la reducción de aranceles planificada por el Gobierno de 667 partidas. Según la disposición, 590 productos no pagarán aranceles para entrar al país, mientras que el resto cancelarán montos reducidos en porcentajes entre el 5 y el 25%.

Entre computadoras, discos duros, bicicletas, repuestos automotrices.

Para Julio José Prado, ministro de Producción, la medida «va a reducir costos de materias primas, bienes de capital e insumos de 81 industrias».

A corto plazo se debería sentir el efecto en el mercado, pero solo cuando haya terminado el stock de los productos importados comprados hasta la fecha.

Pero en otros sectores la reducción de costos podría no ser la esperada. Es que algunos productos subirían de precio en las últimas horas como es el caso de varios repuestos automotores que se ofrecen a los distribuidores.

Sin embargo, la industria considera que la decisión es importante para la reactivación del sector productivo.

El Gobierno planifica también una nueva etapa de reducción arancelaria para que a mediano plazo más productos e insumos industriales ingresen al país a menores costos.