La situación epidemiológica se agudiza en los hospitales de Quito. Según las autoridades sanitarias, fue uno de los fines de semana más graves de lo que va del año, en la capital. 

Ante esto, los médicos insisten a las autoridades que debe haber un nuevo confinamiento. Se reportan 346 mil 817 casos positivos de coronavirus. 

No solo la jornada electoral se vive con intensidad  este domingo 11 de abril, también la  de los médicos en las casas de salud. El área de emergencia del Hospital Carlos Andrade Marín, permanecía lleno.

Según los médicos, este ha sido uno de los fines de semana más críticos  en lo que va del año.

A pesar de que aquí se adecuaron más espacios, estos también  se ocuparon, y es que aquí la gran cantidad de infectados ya pone en aprietos  a los especialistas,  para quienes la su única solución  es un confinamiento. 

En el Hospital del IESS Quito Sur el panorama tampoco  es distinto. Solo este domingo más de 80 pacientes  esperban una cama.

Aquí nada ha cambiado, las áreas están desbordadas , infectados ubicados en todo lado y la preocupación de  nuevos enfermos ya no puedan ser atendidos.  

Los médicos coinciden con que el Gobiernos debe tomar medida urgentes, pues el sistema sanitario ya no da más.