El encuentro será a las 09:00 del jueves 7 de julio en la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

En las instalaciones de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana se realizará, a las 09:00 del próximo jueves 7 de julio del 2022, la reunión para establecer la metodología de trabajo para continuar con las mesas de diálogo entre el Gobierno y los delegados del movimiento indígena tras el paro nacional que duró 18 días.

La entidad indicó que en la ‘Acta por la Paz’, suscrita el 30 de junio del 2022 entre las autoridades y los máximos dirigentes de la Conaie, se indica que los comparecientes acordaron instalar una mesa de diálogo con la presencia de los garantes, con una metodología definida por las partes para el seguimiento de acuerdos y la resolución de los temas pendientes presentados en los 10 puntos que tendrá una duración de 90 días.

Se garantizará la presencia de las funciones del Estado relacionadas con los puntos tratados. Para los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), si hubo una reacción social en el paro nacional fue porque hay pobreza, desigualdad e injusticias. «No nos regalaron nada, en los próximos 90 días se llevarán a cabo las mesas técnicas donde buscaremos los mecanismos para el cumplimiento de los temas pendientes».

De su parte, en días anteriores, el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, manifestó que se designó responsables delegados para generar los acuerdos, junto con las autoridades de las Carteras de Estado, como Educación o Salud. “Tenemos poco tiempo, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para atender las necesidades no sólo del sector indígena, sino de todos los sectores que más necesidades tienen en el país”, expresó el funcionario.

Resaltó que ciertos puntos solicitados por la Conaie han sido atendidos, como la declaratoria en emergencia al sector de la salud, el fortalecimiento del control de precios, la generación de incentivos del sector agrícola, la reducción del precio de la gasolina, entre otros.

Las autoridades de la Conferencia Episcopal confían que el proceso de diálogo, discernimiento y toma decisiones ayuden a construir un Ecuador de fraternidad, justicia y equidad.