En la madrugada del martes 13 de abril del 2021 la Fiscalía General del Estado detuvo al Contralor Pablo Celi, tras 25 allanamientos sincronizados en Quito, Guayaquil y Samborondón por un caso vinculado con actos de corrupción en la Contraloría, Petroecuador y la Secretaría General de la Presidencia. 

Según tweets de la propia Fiscalía, además de Celi que ejercía como contralor subrogante, fue detenido José Agusto Briones, exsecretario General de la Presidencia del actual Gobierno, y seis personas más. 

La Fiscalía encontró un total de $32 mil dólares en efectivo dentro de los hogares de los detenidos, junto a laptops, documentos y celulares. 

Tras las detenciones, Lenín Moreno, presidente del país reaccionó por medio de su Twitter, señalando que «he tenido conocimiento de las detenciones…como ha sido mi costumbre desde el primer momento, mi respeto a la independencia de las funciones del Estado».

 “Debemos ser muy respetuosos de las independencia de las funciones del Estado“, dijo el ministro de Gobierno, Gabriel Martínez. Cabe recordar que Pablo Celi ejerce el cargo de Contralor General desde mayo de 2017.