El presidente Guillermo Lasso anunció esta mañana en su cuenta de Twitter la noticia. Dijo que esto permitirá que haya mejor calidad de combustibles.

El presidente de la República, Guillermo Lasso, anunció que ha derogado el impuesto a la salida de divisas (ISD) para la importación de derivados de hidrocarburos, biocombustibles y gas natural. Lo hizo mediante el Decreto Ejecutivo 327 que firmó ayer. Así este impuesto para este sector específico pasa de 4,75 % a 0 %.

En un video publicado en su cuenta de Twitter, el presidente recordó que las importaciones de combustibles se realizaban hasta hace poco de manera exclusiva por parte de Petroecuador, sin embargo, se ha realizado el cambio de la normativa con miras al libre mercado y libre competencia, para permitir la importación por parte de la empresa privada.

Así esta baja en el impuesto permitirá también que el combustible importado no se incremente de precio. Por ello considera que con esta decisión se garantizará que exista buena calidad de combustibles y asegura la provisión permanente de estos.

De acuerdo con el decreto, la rebaja del ISD se aplicará a las transferencias, envíos o traslados de divisas al exterior, en efectivo o a través de giro e cheques. Así también a las transferencias, envíos o pagos de cualquier naturaleza, incluyendo las compensaciones realizadas con o sin intermediación de instituciones del sistema financiero para este tipo de importaciones.

El decreto dispone que en el término de quince días, el Servicio de Rentas Internas (SRI) deberá modificar toda resolución de carácter general que sea pertinente y actualizará los formularios correspondientes con el fin de aplicar la reducción dispuesta.

Previamente se han dado pasos para facilitar la importación de combustibles. Petroecuador firmó hace pocas semanas contratos para el uso de su infraestructura para la recepción, almacenamiento, despacho en terminales y refinerías con empresas como Primax Servicios WFSE Ecuador, Corpetrolsa, Terpel y Duragas. Los contratos a quince años permiten el uso de los muelles petroleros de Esmeraldas, La Libertad y Tres Bocas, además de los poliductos y los sistemas de almacenamiento y despacho de las terminales y refinerías de la petrolera pública, a cambio de una tarifa. También se firmó con Sycar y Gasvesubio para la importación de gas natural.

De acuerdo con Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo del Ecuador (Camddepe), el decreto facilita la importación de combustible, en concordancia con lo que ya decía la Ley de Desarrollo Económico. Para Erazo, este momento ya se vuelve atractivo el importar gasolina súper que está liberada de precio. Sin embargo, esta representa apenas el 4,6 % del total de consumo de combustibles. En cambio, aún no existe el incentivo para importar las gasolinas extra y ecopaís, pues su precio está congelado. Sobre la importación de gas, Erazo consideró que este tema debe analizarse: “Estamos permitiendo la importación, mientras en Ecuador se queman mecheros con gas asociado que, procesándolo, sirve para los mismos fines” (eluniverso.com)