Un total de 23 personas, usuarias del Centro de Desarrollo Integral para Personas con Discapacidad del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) en Loja, son los protagonistas del documental “No somos diferentes”, dirigido por el productor audiovisual Fausto Boada Hurtado, docente de la Universidad Nacional de Loja (UNL), y que fue presentado este miércoles, en el Teatro “Benjamín Carrión”, de la ciudad de Loja.

José Vicente Ordóñez, coordinador del MIES en la Zona 7, mencionó que el objetivo del documental es generar conciencia en la sociedad respecto a las diversas dificultades que atraviesan las personas con discapacidad, y que “a pesar de ello cristalizan sus sueños”. Dijo que este producto audiovisual cuenta la historia de 23 personas con diferentes tipos de discapacidad, de entre 20 y 35 años de edad, que integran la orquesta musical “Incluband” y que forman parte de la referida unidad de atención directa del MIES.

Por su parte, el productor Boada Hurtado, precisó que convirtió este proyecto personal en un laboratorio experimental para los estudiantes de la asignatura de Producción Audiovisual de la Carrera de Comunicación Social de la UNL, con la finalidad de que “los conocimientos impartidos en el aula no se queden en teoría, sino que se llevan a la práctica mediante la implicación real en el trabajo de campo que conlleva la producción audiovisual a gran escala”. Señaló que las personas con discapacidad demuestran que no tienen barreras que impidan el logro de sus sueños cuando existe determinación, pasión e ilusión.

Raúl Escobar, subsecretario de Artes y Emprendimiento del Ministerio de Cultura y Patrimonio, indicó que el documental aborda tres puntos claves: el rol familiar, para comprender cuál es el compromiso que día a día asumen los padres y hermanos de los usuarios para apoyar su desarrollo; la labor profesional y especializada, para conocer de cerca cuál es la gestión que realiza el MIES, a través del centro diurno y con el fin de preparar para la vida a estos jóvenes, promover su autonomía e impulsar su inclusión en la sociedad y en el ámbito laboral; y, el poder transformador de la música, para descubrir cómo la música contribuye, no solo al desarrollo psicomotriz de estos jóvenes, sino ante todo, a su bienestar emocional y autorrealización personal.

El documental se proyectará en los cines de Loja, los días 17, 24 y 31 de marzo, a partir de las 17h00.

Pie de foto

23 personas con discapacidad que reciben atención del MIES en el centro de desarrollo integral de Loja son parte de la orquesta musical «Incluband».