Esta mañana el Servicio de Gestión de Riesgos informó sobre el derrumbe del arco que existía sobre el río Coca, lo que provocó el represamiento del afluente, de acuerdo de a información de personal del Parque Nacional Cayambe.

 “Como medida se plantea abandonar las instalaciones del punto de control San Rafael y reubicar al personal en otro lugar”, escribió la entidad en su cuenta de Twitter. 

Por ahora, el gobernador de Sucumbíos se está dirigiendo al punto afectado para evaluar la zona. Las comunidades y pueblos ubicados a lo largo del río Coca se encuentran en máxima alerta, a la espera de pronunciamientos y lineamientos que den las autoridades.