En China continúan las fuertes regulaciones para los consumidores y usuarios de redes sociales. Esta vez se exigirá que quienes influencia a otros a través de sus contenidos, deberán tener formación profesional en esas áreas. 

Los conocidos ‘influencers’ tendrán que presentar un título que certifique o muestre que están formados para opinar e informar. Así lo determinaron el Ministerio de Cultura y Turismo y la Administración Estatal de Radio y Televisión de China.

De esta manera, quienes deseen tratar temas referentes leyes o medicina, deberán tener un título o un certificado que muestre su nivel profesional. De no ser así, no tendrán permitido hablar o informar al respecto de cualquier tema relacionado.

Según informaron medios internacionales, “los influencers deben mostrar esas calificaciones a la plataforma de transmisión en vivo que utilizan. Esas calificaciones luego deben ser revisadas por la plataforma”.

Esta medida se tomó con el fin de «limpiar» la redes sociales y regular el contenido que circula por ellas. A su vez, el gobierno chino también buscará limitar lo que los ‘influencers’ suben en estas plataformas. Sin embargo, esta medida ha sido criticada como intento de censura por parte de la administración de Xi Jinping.

Esta medida se la tomó para las personas que realizan streaming o en vivo en plataformas como Tencent o Alibaba.