Más alcaldes del Ecuador se unen para solicitar al Gobierno que les autorice la compra de vacunas contra COVID-19, por la demora de la presidencia en la adquisición del fármaco.

El monopolio de la importación la tiene el régimen que hasta el momento ha conseguido apenas 24 mil dosis para el país. 

El alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, se sumó al pedido de sus pares de Guayaquil y Quito para solicitar al Gobierno que les autorice la adquisición de vacunas contra el COVID-19.  Hasta el momento, el Gobierno no se ha pronunciado sobre la petición de los alcaldes.

La decisión del régimen, que fue anunciada por el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, en octubre de 2019, se mantiene.    

La petición de los alcaldes fue respaldada por la Federación Médica Ecuatoriana. Su presidente, Santiago Carrasco, dijo que no existe impedimento, por el acuerdo global de las farmaceúticas con los estados, de los que son parte los gobiernos seccionales.    

Según el experto, en caso de autorizarse la importación de las vacunas a los gobiernos seccionales, se debe mantener un control estricto para evitar el contrabando. 

En un mes, desde el 20 de enero cuando llegó el primer lote de vacunas de Pfizer, el Gobierno ha conseguido 24 mil vacunas. Insuficientes para inmunizar a los profesionales de la salud, menos para la población en general.  (ECUAVISA.COM)