«Yo no voy a poner la mano en el fuego absolutamente por nadie, ni por familiares, ni amigos, ni compadres, ni funcionarios. Yo respondo por mis actos».

Así respondió el alcalde de Quito, Jorge Yunda, al ser consultado sobre los presuntos negocios de su hijo Sebastián y el municipio que dirige. 

Tras los allanamientos realizados por el posible peculado que habría cometido el alcalde en un contrato de compra de pruebas Covid-19, los agentes encontraron un celular Iphone de color azul, perteneciente a Jorge Sebastián Yunda Yunda, el hijo del Alcalde. 

Del contenido de ese teléfono, desmaterializado durante una pericia judicial y procesado en un 60 por ciento, se desprenden desde ya serios indicios en contra de Sebastián Yunda Yunda, quien en mayo cumplirá 29 años. 

Este viernes 26 de marzo de 2020, Jorge Yunda se desligó de tema y manifestó que «en el momento en que a mí se me encuentre algo, responderé por mis actos». 

En una entrevista con Ecuavisa, el funcionario indicó que dejaba todo en manos de la justicia, para que se aclarara toda esta situación. 

Al ser interrogado sobre si tenía conocimiento de los supuestos negocios de su hijo, Yunda dijo: «yo tengo prohibido a los funcionarios míos de que reciban llamadas de parientes, familiares amigos o compadres, porque la función pública es muy delicada». 

Y agregó que, «en ese contexto, también casa adentro, estoy analizando quiénes tuvieron y se verifique esa información.

Hasta el momento, no me han dicho que se ha concretado ninguna de esas cosas que están escritas o se me ha hecho llegar». 

 «En mis chats no se ha encontrado absolutamente nada», concluyó el alcalde.