El gobierno de Ecuador dijo el jueves que aspira a vacunar entre 1,7 y 1,8 millones de ecuatorianos en los últimos diez días de mandato del presidente Lenín Moreno, un 10% de la meta trazada inicialmente, aduciendo retrasos en la entrega de las dosis por parte de las casas farmacéuticas.

El ministro de Salud, Camilo Salinas, en declaraciones a Ecuavisa, dijo que la inoculación de esa cantidad de personas se llevará adelante con la única empresa que está cumpliendo con el cronograma de entrega, Pfizer, que hasta la próxima semana habrá puesto en este país 426.000 dosis.

“De Pfizer están llegando cada semana las dosis de vacunas. Por ejemplo, hace dos semanas llegaron 56.000, la semana pasada duplicó a 100.000, esta semana llegará a 100.000 y la próxima semana lo va a triplicar, va a llegar a 170.000. Si tenemos eso, más las segundas dosis que tenemos planificadas y garantizadas para todo el Ecuador”, indicó.

Salinas aseveró que “lamentablemente 1,5 millones de vacunas no han ingresado a Ecuador desde el 4 de mayo. Tenemos un déficit de 1,5 millones” de las casas AstraZeneca y Sinovac, que han sido redireccionadas a India, donde una enorme crisis sanitaria mantiene colapsados los servicios sanitarios de ese país. Añadió que cerca del 100% del personal sanitario y un 75% de los ancianos han sido inoculados para protegerlos del coronavirus.

Agregó que trabajan por completar un grupo de 250.000 adultos mayores y de 2.000 profesionales de la salud que aún no han recibido la inmunización contra el virus.

Desde inicios de la pandemia, en febrero del año pasado, se ha registrado el contagio de un total de 405.783 personas y la muerte de 19.442.

Moreno entregará el poder el 24 de mayo a su sucesor, el ganador de las elecciones de abril y exbanquero de derecha Guillermo Lasso, quien debe gobernar por un período de cuatro años. ECUAVISA.COM